Archivo del sitio

Las niñas madres

Hace unas semanas en este blog colgamos una información sobre las Niñas Esposas… pero este grave problema trae encadenado, además otros no menos graves, los embarazos tempranos, las maternidades de menores, la mortalidad materna, las secuelas tanto físicas, psicológicas, laborales, económicas … etc. Por este motivo, nos parece muy importante presentar ahora los siguientes datos que menciona Ángeles López y Nuria Varela en un artículo y blog correspondientes.

Cada año 7,3 millones de jóvenes menores de 18 años dan a luz una criatura, dos millones de ellas tienen menos de 15 años. Si no se toman medidas y la tendencia continúa, en 2030 serán tres millones las niñas que afronten un embarazo y un parto, según datos ofrecidos por el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA).

No se trata sólo de pasar por los cambios que genera un embarazo y por una situación tan difícil como es un alumbramiento, la gestación en la adolescencia tiene consecuencias importantes en la salud. Sólo hay que mirar los datos que ofrece el informe Estado de la Población Mundial 2013, presentado este miércoles en Madrid, y que señala que cada año mueren 70.000 jóvenes en países en desarrollo por causas relacionadas con esta maternidad tan temprana.

“El embarazo en la adolescencia es un pasaporte seguro para vivir en una situación de pobreza el resto de sus vidas”, ha afirmado durante la presentación del informe Laura Laski, jefa de Salud Reproductiva del Fondo de Población de Naciones Unidas.

Por este motivo, Laski asegura que hay que cambiar los valores en las familias, comunidades y gobiernos que, en muchos casos, otorgan un papel positivo al matrimonio temprano.

Según el informe, las niñas que permanecen en la escuela más tiempo son menos proclives a quedar embarazadas, porque la educación les da opción a futuros empleos, aumenta su autoestima y estatus y les permite ser más partícipes de las decisiones que afectan a sus vidas.

Por este motivo, Laski asegura que hay que “emponderar a las niñas para que puedan construir redes de amigas, que permanezcan en la escuela, que puedan conseguir empleo, que sepan abrir cuentas en bancos, ahorrar, para que sean capaces de decirles a sus padres que lo que quieren hacer con ellas [el matrimonio temprano] es ilegal”.

“Allá donde he estado -y he visitado todos los continentes del mundo como director ejecutivo de UNFPA– una cosa común que les une es el embarazo en adolescentes. Es un asunto del Norte y el Sur. Un asunto del desarrollo. Un tema de equidad. Un problema de accesos”, explica el doctor Babatunde Osotimehin en un comunicado.

“Una chica de 10 años es una niña. Si lo veo desde mi punto de vista de médico, y comprendiendo cómo el cuerpo funciona… 10 años, 12 años, todavía se está creciendo, no tiene todo lo que ella necesita para tener un embarazo. Es una niña. ¿Cómo esperamos, y por qué lo hacemos, que un niño soporte un embarazo? ¿Cómo podemos como comunidad global aceptar que una niña de 14 pueda ser una madre? Es una violación de sus derechos fundamentales, y no debemos permitir que esto ocurra”, afirma Osotimehin.

Y es que cada día, para cerca de 200 niñas adolescentes, el embarazo a edad temprana termina en la máxima violación a sus derechos: la muerte. Como por ejemplo en América Latina y el Caribe, donde ha llegado a ser la primera causa de muerte para las mujeres entre los 15 y 19 años.

“El informe invita a que hay que pensar de forma diferente esta problemática porque no se puede centrar sólo en cambiar el comportamiento de las niñas, sino que hay que mirar todos los determinantes y lo que lleva a una niña a embarazarse”.

 

Las niñas-esposas

Anna Lucas, coordinadora de la iniciativa de salud materno-infantil del Instituto de Salud Global de Barcelona, nos presenta una realidad en la que viven millones de niñas en el Mundo:

Las regiones en desarrollo sufre la desigualdad de género, la pobreza y la falta de derechos propia de las niñas y niños. Y a las que hemos abandonado a su suerte. El exponente más evidente de ello es el matrimonio infantil (contraído antes de cumplir los 18 años y mayoritariamente forzado), una práctica que determina fatalmente la trayectoria vital de millones de niñas. Supone una violación de sus derechos humanos, las aparta de la educación y pone en grave riesgo su salud. Propicia que sean víctimas de la violencia sexual y psicológica en el hogar, porque no tienen información ni capacidad para negociar prácticas sexuales seguras. Las expone a embarazos de riesgo, no deseados, a infecciones de transmisión sexual y a enfermedades mentales, con mucha más frecuencia que las que permanecen solteras.

¿Qué nos dicen los datos disponibles? Las niñas-esposas se concentran sobre todo en el Sur de Asia, donde casi la mitad de las jóvenes están casadas antes de alcanzar su décimo octavo cumpleaños, y en África subsahariana, donde son más de un tercio de las jóvenes. 70 millones de niñas. Un 12% del total antes de los 15 años. Y, una vez más, la inequidad como explicación de los matrimonios precoces: la situación económica (hasta el 54% en las más pobres), la falta de educación (63% de las niñas sin educación primaria frente al 20% de las que han completado la  secundaria) y vivir en el medio rural (44%).

No es casualidad que los mismos países que ocupan los primeros puestos en el penoso ranking de matrimonios infantiles tengan también las tasas de mortalidad materna más altas (Níger, ¡con un 75% de matrimonios!,  tiene la tasa más alta, y le siguen países como Chad, Malawi, Mozambique o Bangladesh). Las complicaciones del embarazo y el parto son las principales causas de muerte de las niñas entre las edades de 15 y 19 en estos países. En África, donde se concentran gran parte de las mortalidad materna global, la cuarta parte de los fallecimientos se produce entre adolescentes.

Ni siquiera en este momento de perenne valoración y evaluación de los Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) se resalta suficientemente el estrecho vínculo entre la situación de las niñas y el no cumplimiento del ODM5 (mejora de la salud materna), y de otros como el ODM4 (reducción de la mortalidad infantil): los hijos e hijas de las niñas-madres tienen hasta un 60% más probabilidades de morir durante el primer año de vida. O los ODM2 (educación primaria universal) y ODM3 (igualdad y empoderamiento).

¿Cómo avanzar? Hay nuevos actores e iniciativas globales en marcha como Girls, Not Brides. El grupo de alto nivel de Naciones Unidas designado por Ban Ki-moon para asesorar en el marco post-2015 ha pedido que el matrimonio infantil sea uno de los cuatro indicadores clave para medir el progreso hacia el empoderamiento de niñas y mujeres. Pero los cambios sociales deben producirse desde abajo. La mayoría de países han modificado sus legislaciones elevando la edad legal para contraer matrimonio pero apenas se ha avanzado durante la última década. Hay que involucrar a líderes comunitarios y religiosos locales, padres y docentes para cambiar percepciones y conductas, como los sesgos contra la educación de las niñas que se dan ya a edades muy tempranas. Y ofrecer opciones que disminuyan la probabilidad de que la necesidad económica les empuje a casar a las niñas.

A falta de voluntad política de los países, los recursos deberían canalizarse hacia los que conocen mejor que nadie las barreras existentes para defender los derechos de niñas, como las ONG locales que trabajan en el terreno combatiendo estas prácticas. Por el momento, su poca reconocida labor parece la única opción para acelerar la erradicación de esta costumbre terrible que es causa y consecuencia de subdesarrollo.

Un vídeo elaborado por jóvenes de la India que nos refleja esta realidad

 

Las mujeres en Honduras e India ¿qué hacemos?

El pasado 14 de junio tuvimos la suerte de contar y compartir con dos de las organizaciones con las que trabajamos cómo está y qué hacemos para transformar la situación de injusticia que viven las mujeres.

Contamos con la presencia de Yolanda y Alba del ERIC-RP (Honduras) y de Anthony de la Oficina de Desarrollo de Gujerat (India). Tras su exposición nuestro compañero Octavio presentó la Plan pro-equidad de género  de ALBOAN.

Yolanda nos comenta que la necesidad de trabajar con perspectiva de género parte de propio trabajo, del día a día y no tanto de concepciones teóricas, es decir de la observación de lo cotidiano. La realidad de la exclusión de las mujeres en trabajos o en asambleas junto v con la realidad de violencia hacia las mujeres que desencadenan, embarazos precoces  (hay un 10% jóvenes entre 15 y 19 años que pueden tener más de una criatura) exige  ponerse los “lentes de género” para poder ver las relaciones de poder y las desigualdades sociales.

En esta realidad encontramos también mujeres que se unen, se organizan y luchan por la vida y  por transformar esta realidad.

Para ello nos muestran este vídeo

Seguidamente Alba, nos comenta que es lamentable la precariedad de las políticas públicas para  estas mujeres, desde el ámbito sanitario (medios para la salud reproductiva y anticonceptiva); educativo (muchas tienen que estudiar de noche); urbanística (no se arreglan los caminos y tienen que contratar a los “coyotes” para que les trasladen las cosechas de café, con el coste económico que esto supone). Por otro lado las mujeres no tienen derecho a la titularidad de la tierra.

India061 017Tras ver brevemente el panorama de las mujeres en Honduras, Anthony nos comenta la situación de la mujer india. Es importante destacar que la sociedad india es fundamentalmente patriarcal. Las mujeres no tienen un lugar en la sociedad, dependen del hombre que tenga a su lado (padre-marido-hijo). Por ello la situación de las mujeres viudas es mucho peor pero, en general, son ciudadanas de segunda. Su función es meramente reproductora o cuidadora, esto está mucho más acentuado en las zonas rurales. Aunque es importante destacar que con la educación esto va cambiando lentamente.

Anthony nos enumera los problemas con los que se encuentran estas mujeres:

 · Por un lado, el sistema de castas, las de castas más bajas (intocables-dalits y las invisibles- adivasis) viven en condiciones infrahumanas, trabajan más que los hombres (doble y triple jornada) pero no tienen independencia económica, no pueden heredar ni tener propiedades.

· En cuanto a la educación, prefieren educar antes a los niños que a las niñas, el varón es el que lleva el nombre de la familia. No ven rentable que una niña estudie.

·  Por otro lado la violencia esta muy enraizada (cada hora muere una mujer, de media), las violaciones son continuas, así como las muertes por temas de género.  Las mujeres denominadas intocables padecen violaciones constantes, muchas veces por hombres de castas “superiores”.

·   La violencia doméstica es muy alta, incluso se les alimenta primero a los niños que a las niñas. Otro grave problema es el de los abortos selectivos, en las clases pudientes, pero en las clases más pobres se llevan a cabo infanticidios hacia las niñas. Por eso existe una descompensación demográfica a favor de los hombres. Otro tipo de violencia, son los matrimonios forzados o concertados desde la adolescencia.

·   Una de las causas de todo esto es el problema de la dote. Cuando no se puede pagar, en ocasiones, son los suegros quienes las maltratan. De ahí que el índice de suicidios de mujeres sea muy alto.

· La pobreza también afecta más a las mujeres, llegando a ser vendidas a redes de prostitución o de trabajos de semi-esclavitud. O abandonadas en la calle (niñas de la calle)

·  La participación en los ámbitos políticos es muy baja aunque ahora se han ido poniendo cuotas y se va notando una mayor incidencia, aunque no permiten participar a las de castas más bajas.

En Gujerat, se trabaja haciendo grupos con las mujeres fortaleciendo la formación, el trabajo en valores, capacidades de liderazgo, el empoderamiento, creación de redes entre grupos de mujeres…  para que tengan independencia personal y económica. Poco a poco se va notando el cambio.

Hubo después un turno de debate posterior que enriqueció la sesión.

8 de marzo

Reivindicamos, hacemos memoria, conmemoramos, luchamos, celebramos, visibilizamos, nos manifestamos…

Este día especialmente compartimos nuestras reflexiones, dudas, deseos y aspiraciones sobre cómo lograr esa idea radical del feminimo que es que las mujeres somos personas.

Allá donde estamos muchas personas se suman en esta lucha y conmemoración. Nuestras compañeras de las organizaciones aliadas del Sur y de los grupos colaboradores del Norte nos comparten a través de voces e imágenes su visión del 8 de marzo.

Radio Cutivalú. Perú.

Nuestra compañera Silvana González, de Fe y Alegría Bolivia, nos recuerda que el 8 de marzo es una celebración reivindicativa de la importancia de la mujer en la sociedad y que sumadas las fuerzas podemos mejorar la situación de las mujeres en el mundo.

Alumnas de SoliDe, grupo de alumnado de la Universidad de Deusto que trabaja temas de solidaridad, nos hablan de la importancia del 8 de marzo.

También desde Fe y Alegría Nicaragua comparten su mirada.

Desde ERIC y Radio Progreso nos comparten algunos carteles

8 de marzo Tegus8 de marzo Foro de mujeres8 de marzo SJM

y un vídeo que muestra cómo la lucha feminista es una lucha más amplica que la lucha por los derechos de las mujeres.

Y desde las propias compañeras y colaboradoras de ALBOAN recogemos diferentes testimonios que dan cuenta de la diversidad de enfoques y miradas a este día.  Os compartimos tres reflexiones, un testimonio, una reflexión que comienza con una poesía y un cuento sobre vivencias de mujeres en este día.

Lo lejano y lo bello

Lo lejano y lo bello. Feminismos y maternidades africanas a través de su literatura.

Bibian Pérez Ruiz

La Doctora en Filología Inglesa, Bibiana Pérez, es especialista en escritoras africanas, en esta publicación analiza las diferentes representaciones de la maternidad a través de la narrativa de 8 autoras africanas de diferentes tiempos y geografías.

Esta dividido en dos capítulos, en el primero de ellos, se hace un recorrido por las corrientes del feminismo negro y sus divergencias con el feminismo occidental. La segunda parte, comienza con un análisis de la maternidad en el África francófona y España  para compararla con las experiencias del África negra, por medio de obras literarias femeninas de este continente.

Mujeres en Honduras, la situación no mejora

Esta semana hemos tenido acceso a varias informaciones enviadas desde la Oficina Técnica de Cooperación en la que nos facilitan algunas informaciones sobre la situación de las mujeres en Honduras.

Os presentamos un resumen y accesos para profundizar más en el tema:

La muerte de las mujeres aumenta

Activistas de la organización no gubernamental Centro de Derechos de Mujeres (CDM) informaron hoy de que la muerte de féminas se incrementó en Honduras el 35% entre 2010 y 2012 y que San Pedro Sula (norte) es la ciudad que más casos registra. ALBOAN trabaja fundamentalmente en esta zona.

Aumento de las niñas embarazadas

Autoridades de  del Hospital Materno Infantil,  se muestran alarmados ante el aumento de niñas embarazadas que llegan en busca de atención médica  a esta institución.

 La pastilla del día después

Las autoridades de la Fiscalía de Mujer consideraron necesario que se haga una revisión del decreto que prohíbe el uso de la Píldora Anticonceptiva de Emergencia (PAE), más conocida como pastilla del día después.