Archivo del sitio

Instituto de Zizur: Premio Gafas Lilas por el trabajo a favor de la igualdad

La coeducación en un centro de educación secundaria y la promoción de la igualdad en su entorno, no sólo es posible sino ademas muy bien acogida y reconocida.
Es el caso del Instituto de Educación Secundaria de Zizur, Navarra: La profesora de Economia de 1º de Bachillerato, Clara Salanueva, estrecha colaboradora de ALBOAN, nos trae el testimonio de esta bonita experiencia.A: Jesús Caso F: 14-09-2016 P: L: Zizur Mayor T: Chupinazo fiestas

A veces la oportunidad de trabajar la coeducación aparece de la manera más inesperada… Y en estos casos hay que saber aprovecharla.

Este curso pasado, en los cines se estrenaba la película “Sufragistas” y propuse en el departamento de ciencias de sociales ir a verla con el alumnado de primero de bachillerato. La película que trata sobre un grupo de mujeres que luchan para que se reconozca su derecho a voto está ambientada en la Inglaterra de principios de siglo XX. Queda muy bien retratada la sociedad de aquella época y, sobre todo, la situación de las mujeres, tanto en el ámbito familiar, como en el laboral y social.pankarta-frontal

El alumnado quedo impresionado por la película: Les llamo la atención que la consecución del voto femenino viniera de tanta lucha y sacrificio por parte de muchas mujeres. Además cuando nos hablan de desigualdad siempre tendemos a pensar que éso solo pasa en determinados países situados en continentes lejanos y exóticos. El alumnado no podía creer que no hace tanto tiempo y en una moderna Londres pudiera ocurrir lo que aparecía en la película.

Las reflexiones con el alumnado fueron realmente interesantes y viendo el entusiasmo, planteamos: ¿Y si hacemos una pequeña representación de la película para la conmemoración del 8 de marzo? Dicho y hecho. Nos pusimos manos a la obra.

El día desfile8 de marzo hicimos un desfile pro- sufragista en el que participó un numeroso grupo de alumnos y alumnas e hicimos una representación en el centro y otra en el Ayuntamiento de Zizur.

El alumnado disfruto y aprendió mucho con la actividad… y la sorpresa ha llegado este verano cuando hemos recibido una carta del Ayuntamiento de Zizur en la que nos informaba de la concesión del premio Gafas Lilas por el trabajo realizado a favor de la igualdad.representacion

Así que lo que empezó con una salida al cine, acabo con un trabajo de reflexión y concientización del alumnado. Añadiendo el protagonismo especial en la movilización, saliendo del centro y queriendo visibilizar y compartir su aprendizaje sobre este tema.

Anuncios

África en femenino

La diversa realidad africana y su continente sigue cargando a día de hoy el peso de estereotipos asociados a la pobreza, conflicto y corrupción. Igualmente se entiende “África “ como un solo contexto, cuando existe una multitud de países y realidades diversas: 53 países y más de 2.000 lenguas y culturas.
En este Día de África, es necesario contribuir a ir desmontando ese tipo de imagen y poner en valor el rol que comparten las mujeres africanas como agentes promotoras del cambio, las creadoras de esperanza, las maestras que dibujan los otros destinos posibles para ellas y sus familias.

En este parte del mundo, como en otras, es cierto que persiste una “feminización de la pobreza”, asociada a la discriminación que sufren las mujeres en el reconocimiento, acceso y ejercicio de sus derechos sociales y económicos. Además dentro de las formas de violencia más usadas contra la mujer destacan: la mutilación genital, matrimonio precoz y forzoso, violencia doméstica, Violaciones sexuales, etc
Sin embargo, desde su triple papel en la sociedad (productivo, reproductivo y de administración de la familia y comunidad), los aportes a las dinámicas en sus entornos son muy remarcables. Además, en estas últimas décadas las mujeres subsaharianas se han visto confrontadas a una redefinición de sus roles de género y, a mutaciones en sus sistemas de relaciones familiares, sociales y económicas.
Así, las mujeres africanas mantienen el 90% de la economía informal, producen el 80% de los alimentos y sustentan a más del 40% de las familias del continente. O por ejemplo los avances en representación política femenina en Ruanda, que con un 63,8%, es el país del mundo con mayor porcentaje de mujeres parlamentarias.

P1200324No hay que pasar por alto tampoco los aportes de los feminismos africanos, los cuales enfocan la opresión sexista y la opresión racista de manera interconectada. Estos ofrecen otra imagen de la mujer diferente a la imagen universalizada de mujer feminista blanca, en donde la reivindicación de la figura de la madre ha sido uno de los ejes del discurso feminista, así como el énfasis en el concepto de familia negra como un locus de resistencia. Para más información de autoras feministas africanas consultar África. Aportaciones para la Descolonización del feminismo.

Por tanto y como punto de partida, tenemos la convicción de que una de las piezas claves del desarrollo del continente, es sin duda el acceso a la educación de calidad de niñas y mujeres, principalmente en zonas rurales. Garantizar el derecho a la educación primaria es un motor clave para el desarrollo de una comunidad. P1200311No se puede concebir el desarrollo sin una población que al menos sepa leer y escribir, y tenga garantizado unos mínimos niveles educativos. En el caso de las mujeres de comunidades empobrecidas, la vulneración de sus derechos sociales es sistemática. Alfabetizar a las mujeres de una comunidad permite a largo plazo implicarlas también en actividades generadoras de ingresos y contribuir a la creación de riqueza y desarrollo, además de ir promoviendo su participación en espacios de decisión política. Sin educación básica, nada de esto es posible.

Así, en el caso del Chad llevamos 8 añoP1200312s acompañando procesos que buscan facilitar condiciones para el acceso y permanencia de las niñas al sistema educativo, y a su vez para implicar a las madres en espacios públicos y de toma de decisión como las Asociaciones de Madres y Padres.

Estos procesos son acompañados por la organización local Foie et Joie, quien ha organizado su actividad en torno a 3 redes, cubriendo un total de 27 centros educativos en las zonas apartadas rurales de la provincia Guéra.

Por tanto gran parte de la apuesta por visualizar una África en femenino, se asienta sobre la educación de las niñas y mujeres más desfavorecidas del continente y sobre esos valores que desarrollan cada día de lucha, resiliencia, valentía y creatividad por hacer de sus vidas y las de su entorno, vidas que merezcan la pena ser vividas.

La Coeducación en Euskadi y Guatemala: Avances y retos para un mundo igualitario

A finales del año 2013 dimos inicio a la propuesta “Gela Hezkidetzailetik Plaza Berdintzailera”, que contó con la financiación de la Diputación Foral de Bizkaia. Nuestro objetivo era revisar las prácticas de instituciones y organizaciones de distinta índole que desde hace décadas trabajan en el ámbito de la coeducación y obtener una serie de aprendizajes que nos permitieran orientar nuestras acciones en la construcción de escuelas verdaderamente coeducativas.
En esta tarea contamos como compañeras de viaje con la participación de dos instituciones con las que tradicionalmente ALBOAN ha venido colaborando en Guatemala: Fe y Alegría Guatemala y el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica (IGER). Ambas instituciones vienen desarrollando diferentes iniciativas vinculadas a la coeducación y consideramos que sería sumamente interesante poder aprender de ellas y ponerlas en diálogo con aquellas que encontramos en nuestro eíndicentorno.

El análisis del recorrido en el ámbito coeducativo vivido en dos contextos tan diferentes como Guatemala y Euskadi no ha estado exento de dificultades, pero nos ha permitido obtener una serie de valiosos aprendizajes que están sirviendo para orientar nuestro trabajo en el terreno de la coeducación. Estos aprendizajes han quedado recogidos en el estudio “Coeducación en Euskadi y Guatemala: avances y retos para un mundo igualitario” y en euskera “Hezkidetza Euskadin ta Guatemalan.Aurrepausoak eta erronkak berdintasunesko mundu baten alde”.

APRENDIZAJES COMUNES

La situación educativa de Euskadi y Guatemala responde a realidades sociales muy diferentes y da respuesta a necesidades y retos que en muchos casos poco o nada tienen que ver. Sin embargo, ambos contextos comparten elementos comunes:

– Los principales protagonistas de la coeducación son los educadores y educadoras (principalmente estas últimas) que han puesto de forma desinteresada todo su empeño y esfuerzos en transformar su práctica educativa para ir construyendo escuelas verdaderamente coeducativas, aún enfrentando dificultades personales, sociales e institucionales.
La formación del profesorado y de toda la comunidad educativa es uno de los nudos para el avance de la coeducación. Nos referimos a formación formal sobre coeducación dentro de la carrera de Magisterio (prácticamente inexistente en Guatemala y muy puntual en Euskadi), a formación complementaria o de actualización para docentes en activo y, sobre todo, a esa formación que tiene que ver con la vivencia, con repensarnos como mujeres y hombres y darnos la oportunidad de desaprender todo lo que nos oprime y encasilla.

Teniendo en cuenta esto, como ALBOAN renovamos nuestro compromiso de acompañar al profesorado y centros educativos para avanzar juntos hacia la educación que queremos: una educación que favorezca el desarrollo integral de las personas, en la que nuestras niñas, niños y jóvenes vivan la igualdad, la equidad, la cooperación y el cuidado, para que sean los y las ciudadanas comprometidas con la transformación personal y social que necesita nuestro mundo global.

P1200865

Encuentro entre educadoras/es de Euskadi y Guatemala.2015.

Y para ello resulta imprescindible ir revisando y repensando nuestro modelo de escuela, para poder así desterrar aquellas creencias y prácticas que siguen reproduciendo el sexismo y los estereotipos de género. Aspectos que por su cotidianeidad y arraigo suelen pasársenos desapercibidos, pero que es necesario revisar de forma crítica y constructiva. Aspectos que incluyen la propia organización del centro, el currículo académico, los libros de texto y los materiales pedagógicos, las metodologías de enseñanza, las actitudes y expectativas del profesorado, el lenguaje, la gestión de los espacios…
Revisar críticamente y repensar nuestro trabajo no es tarea fácil, porque requiere un esfuerzo cotidiano y un fuerte compromiso con la tarea educativa. Además, los logros alcanzados en la consecución de la igualdad entre hombres y mujeres han generado una especie de “espejismo de la igualdad”, que invisibiliza aquellos aspectos más sutiles y profundos del sexismo. Pero, sin duda, el esfuerzo merece la pena, porque la coeducación nos abre un nuevo y amplio horizonte de posibilidades de trabajo que nos permite comprender y dar respuesta a muchos de los problemas que habitualmente solemos encontrar en el aula y en los grupos con los que colaboramos. ALBOAN quiere ser un acompañante de ese esfuerzo y contribuir con herramientas concretas a la construcción de una escuela verdaderamente coeducativa.

Allá por el centro de África y los días de las mujeres chadianas.

Allá, por el centro de África:
Hay sonrisas y miradas que son esencia de África. Hay días cargados de lucha y esfuerzo y tambíen son su esencia.

Mujer ChadHay por tanto mujeres sonrientes y luchadoras quienes son alma de un país como el Chad , y a la vez de un continente tan inmenso y diverso como es África.

África también se llama la hija de Idoia, nuestra compañera de ALBOAN que junto con María,  han estado por el Chad visitando y trabajando con organizaciones locales.

Con su crónica de esos días y dado que se celebra el Día de África el próximo 25 de mayo, queremos acercarnos hoy  a la cotidianidad de las mujeres y niñas chadianas :
Durante estos días en los que hemos viajado al Chad hemos aprendido muchas cosas, pero la más impactante ha sido el ver de primera mano la situación de la mujer en este país. Estamos hablando de un país donde el matrimonio concertado está aun muy arraigado, donde las niñas dejan la escuela muy temprano para poder ayudar en sus casas en las tareas domésticas (incluyendo ir a por agua y recoger madera para cocinar) o para casarse, y donde los ritos de iniciación de los adolescentes incluyen las marcas en las caras de los niños y la mutilación genital en las niñas.

Un estudio realizado por una de nuestras aliadas en Chad, muestra que la mujer Chadiana de la zona rural de Gueledeng tiene una jornada laboral que comienza a las 2 de la mañana y que acaba a las 23, en la que se incluye desde la recogida de agua y de madera para cocinar, la preparación del mijo, el cuidado de las/os niñas/os de la casa, y, por supuesto, el cuidado del marido. Os podéis imaginar por lo tanto el cambio que supone en las vidas de estas mujeres el trabajo de nuestras contrapartes en Chad, que consiguen que el pozo que está a 8 kilóMujer pozo Chadmetros de distancia esté a 500 metros, o lo que supone para ellas que puedan participar en una actividad productiva que le de unos beneficios para poder pagar muchas de sus necesidades básicas, entre ellas, las tasas de escolaridad de sus hija/os (sí, en el Chad la educación aun no es gratuita en todas las zonas y el pago del  profesorado corre a cargo de los padres y madres del alumnado).

Fé y Alegría lleva trabajando en este contexto desde el 2008. Y, aunque su trabajo se centra en la mejora de la calidad de la educación en el Chad, su intención a medio plazo es que la escuela se convierta en el motor de desarrollo de la comunidad.

Y para eso, Fé y Alegría hace una apuesta concreta por las mujeres, apoyando a la formación de AMES (Asociación de Madres de la Escuela), sensibilizándolas sobre la importancia de que los niños y en especial las niñas vayan al colegio, y capacitándolas para que puedan recibir una pequeña cantidad de dinero que les permita realizar esa actividad generadora de ingresos que les de ingresos extras para apoyar a la escuela.

Formando estas AMEs, las mujeres se empoderan y van luchando conjuntamente para conseguir cambios en su vida y las de sus familias. La lucha colectiva para conseguir un objetivo común: que los niños sean funcionarios (lo que significa un salario mensual y un status en la comunidad), y que las niñas no abandonen la escuela antes de tiempo y que también logren serlo.
Ojalá se consiga… “

Desde Fé y Alegría Colombia: Cultura de paz desde la perspectiva de género y Habilidades para la vida

Y Amanda aterriza por Bilbao. Sus ojos claros y su sonrisa parecen estar en sintonía con esta nueva primavera que estrenamos en la ciudad. Est5_FYA_HAB_pro__320x200_a limeña pero con varios años de residir en Colombia viene a participar en un Seminario internacional sobre Habilidades para la vida. Estas habilidades se  refieren al conjunto de destrezas  que buscan fomentar el empoderamiento de personas y comunidades para asumir el control de sus vidas (en el ámbito relacional, comunicativo, analítico).

Amanda Bravo trabaja en la Oficina Nacional de Fe y Alegría Colombia desde 1991, ocupando actualmente el cargo de Coordinadora Nacional de Habilidades para la Vida y Formación de educadores. Actualmente Fé y Alegría Colombia junto a las organizaciones Entreculturas y ALBOAN están colaborando en el Convenio “Educación Transformadora en América Latina”. Este convenio de cooperación busca contribuir a que niñas/os, adolescentes y jóvenes de 7 países de América Latina ejerzan su derecho a una educación transformadora que les permita un desarrollo integral, corresponsable con una sociedad equitativa y en paz. En concreto en Colombia se desarrolla en la ciudad de Cartagena de Indias.

De igual manera es una suerte también poder robarle un ratito para estar con el grupo de Género de ALBOAN. Durante un rato pudimos compartir los retos a los que se enfrentan, las estrategias y metodologías con las que están abordando el trabajo, y la importancia de estos espacios de intercambio que visibilizan una vez más que hay realidades que nos unen aunque tengamos contextos diferentes.

Aprovechamos además para hacerle una pequeña entrevista :

¿Cómo trabajáis la cuestión de género con las personas educadoras?

Intentamos visibilizar que no somos todas y todos iguales. Existen maneras de ser, de pensar, de existir. Pero en las relaciones que se establecen entre mujeres y hombres hay unas cargas culturales e históricas en que las mujeres están por debajo y existe una manera de pensar que privilegia a los hombres y las mujeres están subordinadas. Todo esto se traduce a menudo en relaciones de poder. Entonces lo que intentamos es que las personas construyan sus relaciones con autonomía, y por supuesto. Ojala en el espacio de los doméstico, como de lo público estemos en igualdad de condiciones mujeres y hombres.Tenemos esforzarnos porque ese protagonismo sea posible

¿Encontráis resistencias?
Las educadoras somos mayoritariamente mujeres y tenemos el encargo social de transmitir cultura. En ese sentido somos transmisoras de la cultura dominante.
Ojala el dominio de lo público, de lo político, que tradicionalmente ha sido atribuido a los hombres, ojala las mujeres pudieran alcanzar estos espacios y aprendieran a dominarlos.

Concretamente, en el proyecto que tenéis en Cartagena, ¿resulta complicado que los chicos y chicas identifiquen la violencia, o la tienen demasiado interiorizada?
En el diagnóstico se ve claro que al violencia como tal está identificada, pero se vivencia de una manera naturalizada. Hay que trabajar por desnaturalizar las relaciones violentas. La violencia es una cuestión de poder abusivo. Hay que poder construir relaciones en las que el respeto, el entendimiento y el diálogo sean centrales. El cuerpo es un aspecto que hay que recuperar.

¿Cómo es el trabajo que realizáis en la formación de personas educadoras sobre Habilidades para la vida y Cultura de Paz?
Hemos retomado la experiencia de la elaboración de los materiales que ya elaboramos en el pasado para formar en las competencias psicosociales básicas que son:
• Aprender a manejar emociones y sentimientos
• Aprender a ser personas empáticas, personas capaces de ver el mundo desde otro lugar y que es lo que permite que las personas se entiendan entre si y se comuniquen de una manera más profunda

Aprender a coeducar

Hace tiempo ya que desde ALBOAN estamos trabajando tanto el ámbito de la educación como por la promoción de la igualdad de mujeres y hombres. Pero a pesar de venir incorporando la perspectiva de género en todas nuestras propuestas educativas, hasta el momento no habíamos trabajado la coeducación de forma específica. Nos planteamos, entonces, la cuestión de cómo podría una ONG como ALBOAN contribuir a la construcción de escuelas coeducativas, tanto en su estructura formal como en su ideología y práctica educativa.
Nuestro propósito es avanzar, junto a educadoras y educadores, en el diseño de una educación que favorezca el desarrollo integral de las personas. Se trata de formar a nuestras niñas, niños y jóvenes en la vivencia de la igualdad, la equidad, la cooperación y el cuidado, para que sean los y las ciudadanas comresized_P1030919pletas que necesita nuestro mundo global.
Para poder avanzar en este sentido, en octubre de 2013 dimos comienzo al proyecto “Gela hezkidetzailetik plaza berdintzailera” (“De la clase coeducadora a la plaza igualitaria” en castellano), que cuenta con la financiación de la Diputación Foral de Bizkaia. Se trata de una iniciativa que abarca dos contextos geográficos muy diferentes: por un lado Euskadi y por otro Guatemala, donde contamos con el apoyo de Fe y Alegría Guatemala y el Instituto Guatemalteco de Educación Radiofónica (IGER).
A través de este proyecto queremos, en primer lugar, recabar diferentes testimonios y experiencias de coeducación que se han venido trabajando en Euskadi y Guatemala, de manera que podamos recoger, reconocer y poner en diálogo el recorrido coeducativo de ambas realidades. Los resultados obtenidos nos permitirán, además, elaborar una propuesta formativa dirigida a mejorar las competencias pedagógicas del profesorado y dotarlo de herramientas pedagógicas para avanzar hacia una ciudadanía comprometida con la equidad de género.
Nuestro primer paso ha sido tratar de conocer cuales ha sido las claves del trabajo que de la coeresized_P1130560ducación en ambos contextos. Y para ello, ¿qué mejor que preguntar a quienes llevan años trabajando en el tema? A continuación os presentamos una serie de entrevistas llevadas a cabo en Guatemala y en Euskadi. En ellas se recogen los testimonios y las opiniones de diversas educadoras y educadores que desde diferentes espacios e instituciones trabajan el tema de la coeducación. Te invitamos a que disfrutes de su lectura.

Las niñas-esposas

Anna Lucas, coordinadora de la iniciativa de salud materno-infantil del Instituto de Salud Global de Barcelona, nos presenta una realidad en la que viven millones de niñas en el Mundo:

Las regiones en desarrollo sufre la desigualdad de género, la pobreza y la falta de derechos propia de las niñas y niños. Y a las que hemos abandonado a su suerte. El exponente más evidente de ello es el matrimonio infantil (contraído antes de cumplir los 18 años y mayoritariamente forzado), una práctica que determina fatalmente la trayectoria vital de millones de niñas. Supone una violación de sus derechos humanos, las aparta de la educación y pone en grave riesgo su salud. Propicia que sean víctimas de la violencia sexual y psicológica en el hogar, porque no tienen información ni capacidad para negociar prácticas sexuales seguras. Las expone a embarazos de riesgo, no deseados, a infecciones de transmisión sexual y a enfermedades mentales, con mucha más frecuencia que las que permanecen solteras.

¿Qué nos dicen los datos disponibles? Las niñas-esposas se concentran sobre todo en el Sur de Asia, donde casi la mitad de las jóvenes están casadas antes de alcanzar su décimo octavo cumpleaños, y en África subsahariana, donde son más de un tercio de las jóvenes. 70 millones de niñas. Un 12% del total antes de los 15 años. Y, una vez más, la inequidad como explicación de los matrimonios precoces: la situación económica (hasta el 54% en las más pobres), la falta de educación (63% de las niñas sin educación primaria frente al 20% de las que han completado la  secundaria) y vivir en el medio rural (44%).

No es casualidad que los mismos países que ocupan los primeros puestos en el penoso ranking de matrimonios infantiles tengan también las tasas de mortalidad materna más altas (Níger, ¡con un 75% de matrimonios!,  tiene la tasa más alta, y le siguen países como Chad, Malawi, Mozambique o Bangladesh). Las complicaciones del embarazo y el parto son las principales causas de muerte de las niñas entre las edades de 15 y 19 en estos países. En África, donde se concentran gran parte de las mortalidad materna global, la cuarta parte de los fallecimientos se produce entre adolescentes.

Ni siquiera en este momento de perenne valoración y evaluación de los Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) se resalta suficientemente el estrecho vínculo entre la situación de las niñas y el no cumplimiento del ODM5 (mejora de la salud materna), y de otros como el ODM4 (reducción de la mortalidad infantil): los hijos e hijas de las niñas-madres tienen hasta un 60% más probabilidades de morir durante el primer año de vida. O los ODM2 (educación primaria universal) y ODM3 (igualdad y empoderamiento).

¿Cómo avanzar? Hay nuevos actores e iniciativas globales en marcha como Girls, Not Brides. El grupo de alto nivel de Naciones Unidas designado por Ban Ki-moon para asesorar en el marco post-2015 ha pedido que el matrimonio infantil sea uno de los cuatro indicadores clave para medir el progreso hacia el empoderamiento de niñas y mujeres. Pero los cambios sociales deben producirse desde abajo. La mayoría de países han modificado sus legislaciones elevando la edad legal para contraer matrimonio pero apenas se ha avanzado durante la última década. Hay que involucrar a líderes comunitarios y religiosos locales, padres y docentes para cambiar percepciones y conductas, como los sesgos contra la educación de las niñas que se dan ya a edades muy tempranas. Y ofrecer opciones que disminuyan la probabilidad de que la necesidad económica les empuje a casar a las niñas.

A falta de voluntad política de los países, los recursos deberían canalizarse hacia los que conocen mejor que nadie las barreras existentes para defender los derechos de niñas, como las ONG locales que trabajan en el terreno combatiendo estas prácticas. Por el momento, su poca reconocida labor parece la única opción para acelerar la erradicación de esta costumbre terrible que es causa y consecuencia de subdesarrollo.

Un vídeo elaborado por jóvenes de la India que nos refleja esta realidad

 

Hay expresiones que matan…..

Os recomendamos este artículo de Itxaso Álvarez, aparecido hace un mes en la prensa, concretamente el El Correo el País Vasco. Hasta finales de los 80 la violencia contra la mujer no fue un tema prioritario, pero a estas alturas nadie o casi nadie admite que la violencia contra las mujeres es justificable. Está pasando de concebirse como algo que se desarrolla en el ámbito de lo privado sin posibilidad de incidencia externa a un problema social y de derechos humanos que ha de resolverse. No obstante, no es raro escuchar en ocasiones explicaciones necias y engreídas sobre la igualdad o la desigualdad e incluso sobre la violencia que padece una mujer. La ‘Guía para sensibilizar y prevenir desde las entidades Locales la Violencia contra las Mujeres‘, publicada por la Comisión de Igualdad de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) buscó y recopiló en su día algunas ellas en lugares públicos, en la Prensa y en chats, comentarios que dan pistas interesantes sobre lo que todavía piensa la sociedad, o al menos una parte de ella, acerca de este asunto. Veamos cuáles eran, porque da pistas interesantes sobre las explicaciones populares que aún hoy en día se escuchan sobre la igualdad, la desigualdad o incluso la violencia.

“Es un tema personal, por eso no intervine”, opinaba una directiva ante su no implicación sobre un caso de acoso sexual a una empleada. “Es buena persona, no podemos entenderlo”, relataba un vecino de un agresor detenido tras el asesinato de su mujer, desconocedor del hecho de que los maltratadores suelen tener un comportamiento normalizado hacia el resto de la sociedad. “Es que se lo estaba buscando, con esa ropa no se puede venir a la oficina”, reflexionaban los compañeros de trabajo de una mujer que había denunciado por acoso sexual a otro. Detrás está la concepción de que las mujeres han de ser recatadas y renunciar a su libertad para vestir de un modo u otro. “Esto es porque allí son más machistas”, justificaba una mujer al conocer que la víctima era latina, sin duda, porque desconoce que el machismo no es patrimonio de una u otra región del mundo y que en España, siete de cada diez casos de denuncia se realizan contra un español.

“Hay que ver, con lo bueno que era él, ella le dejó y claro, se volvió loco”, reflexionaba en voz alta una amiga de una pareja conocida en la que ella le ha denunciado. Con ese argumento, niega la libertad de elección de pareja o el divorcio y se justifica la violencia como un trastorno mental temporal, cuando sabido es que casi siempre coincide con una acción premeditada. “Lo hizo porque estaba muy agobiado cuidando a toda la familia”, apuntaban unos vecinos tras el asesinato de una familia por parte del padre, prueba de que la depresión o las malas rachas vitales se utilizan como razones convincentes de su inocencia. “No es un hombre violento, es el alcohol lo que le hace a veces perder la cabeza”, justificando así en un grupo de amigos una agresión a una mujer por parte de su pareja porque él cuando bebía, perdía el control sólo de vez en cuando y no sabía lo que hacía cuando llegaba a casa y agredía a la mujer por tener la cena fría o por no tener la camisa planchada. ¿Pero es que el alcohol es causa de un comportamiento violento contra las mujeres? “No te quejes, te controla porque te quiere mucho”, le decía una joven a otra porque ésta se sentía incómoda con tantas llamadas y mensajes de móvil de su novio. En este caso, se identifica el amor con la posesión de la otra persona (de ella) y no se valora la relación afectiva cargada de libertad y respeto.

Dos personas en la parada de un autobús ante la lectura de una noticia de la violación de una joven, sueltan: “De dónde vendría a esas horas“. Se olvidan de la libertad de movimientos de esa mujer y ponen la acusación de su parte. Ella no debería salir a esas horas porque corre riesgos. Pero, ¿no había sido agredida? ¿O es que ahora la agresión pasa a ser una consecuencia lógica de sus actos y el agresor es invisible? “Es que cuando hay problemas económicos se puede perder el control”. Quien hacía este comentario desconoce que la violencia contra las mujeres no está relacionada con los problemas económicos de una pareja y que se produce entre personas de cualquier nivel económico. Se trata de la expresión máxima de la subordinación de una mujer a un hombre, y en eso, el dinero no cuenta.

La recopilación de comentarios hirientes no termina aquí: “Es que no era una mujer de su casa”. “Algo habría hecho”. “No digo que la mate, pero es que cuando te separas, te quitan todo”. “Se lo estaba buscando”. “Es que ahora no aguantan nada”. “Los niños necesitan de su padre”. “Fíjate que suerte, como es una maltratada le han dado una ayuda económica”… En resumen, se deduce que la sociedad ha naturalizado en parte la violencia y sus expresiones. Y aunque el discurso de la opinión pública está cambiando y cada vez se registra un grado de intolerancia mayor, en la práctica se mantiene como un modo de control de las mujeres y tanto agresores como parte de las víctimas lo incorporan como normal.

 

El Mapa de las Mujeres en el Mundo

WomanStats Maps presenta: 13 mapas sobre la situación de la mujer en el Mundo.

El proyecto WomanStats Maps, que recoge la mayor base de datos sobre la situación de la mujer a nivel de cada estado-nación, ha traducido sobre los mapas y según colores aquellos aspectos que mayor incidencia tienen sobre la vida de las mujeres del mundo.

África, seguida por el Sudeste Asiático siguen siendo los continentes por excelencia en índices de mortalidad materna. Más de 300 muertes de mujeres por cada 100.000 nacimientos es la turbadora cifra que reflejan las últimas estadísticas realizadas sobre esta deficiencia fatal.Sobre seguridad física la radiografía escalofriante: “en la mayor parte del planeta no existe o son muy bajos los niveles de seguridad física para las mujeres”. Ni siquiera Europa, dónde los índices de igualdad de género se presentan más altos, está libre de la violencia física para las mujeres según los datos de esta organización.

Por otro lado, a pesar de los esfuerzos que muchas organizaciones gubernamentales y no gubernamentales han llevado a cabo a fin de frenar el problema de la trata, el número de afectadas por el tráfico de mujeres no ha cesado de aumentar.

En cuanto al ratio por sexo,  ya son conocidas las preferencias sociales respecto al hijo varón que se suceden en muchos lugares del mundo. Tanto es así, que en lugares como India y China se ha llegado a extender de forma alarmante el “aborto selectivo” llegándose incluso a convertir en un problema demográfico.

A todo esto hay que añadir, el problema de las novias niñas no son exclusivas de un solo país, religión o idioma. A pesar de que el matrimonio infantil es ilegal en la mayoría de las naciones, es una tradición mucho más antigua que las leyes que intentan evitarlo.

Estos mapas también hacen referencia a la situación del acceso a la educación de las niñas, la participación política de las mujeres o la mutilación genital femenina. para seguir leyendo….