Archivo del sitio

Cuidado resbala

Vivimos en sociedades dónde lo que se prioriza son aquellas actividades remuneradas, que reportan prestigio y se miden en su valor monetario. Sin embargo, existen un montón de tareas invisibles que son imprescindibles para sostener la vida de todos y todas. Este documental aborda una de las preocupaciones de la sociedad en general y de los movimientos feministas en particular: el trabajo de los cuidados. Quién lo realiza, cómo se valoran, cuán necesarios son, qué nos aportan. Sin cuidados no hay vida, y sin vida no hay política, ni mercados, ni crisis… absolutamente nada.

Y en una versión reducida

Papeletas con Género

Mujeres votando en Bilbao en 1933

En la sociedad actual existen de una serie de derechos de los que nos creemos dotados desde siglos, cuando no desde milenios atrás. Sin embargo, algunos de esos derechos tienen todavía un corto recorrido, cortísimo, si lo comparamos con la Historia de la Humanidad.

El derecho de la mujer al voto es uno de esos casos: la pionera, Nueva Zelanda, en 1893; o Noruega, que lo había aprobado en 1913, muestran que la aprobación del voto femenino es un caso de este siglo pasado, de apenas hace 100 años.

En el Estado español, las mujeres votaron por primera vez en abril de 1933, si bien estas elecciones solo afectaron a un pequeño número de municipios, en concreto unos 2.500, en los que debía elegirse a los miembros del consistorio una vez se había modificado la ley electoral. Es por ello que tiende a considerarse que en el Estado español el voto femenino de forma generalizada no se ejerció hasta el 19 de noviembre de 1933.

En cuanto a las mujeres vascas, salvo en el caso de Araba, en alguno de cuyos municipios también se había votado en abril, el derecho se ejerció de forma generalizada el 5 de noviembre de 1933, cuando pudieron votar por vez primera en parte de los territorios vascos del sur de los Pirineos.

Ese día amaneció lloviendo y no fue nada propicio para ejercer el voto y animar a hacerlo. Sin embargo, los partidos políticos vascos se movilizaron para que el referéndum por el Estatuto Vasco tuviera el mayor apoyo posible. Algunas de las personas que acudieron a votar, especialmente las mujeres, recordarían durante mucho tiempo el coche que las vino a buscar para facilitar el ejercicio a voto. Para muchas de estas mujeres del ámbito rural, este acontecimiento supondría el bautismo de voto y también su bautismo automovilístico.

Para completar la información….

Una lectura recomendada, Ouka Lele

Os traemos hoy una reseña que escribió en su blog Nuria Varela sobre Ouka Lele.

Ouka Leele ha escrito La llave de la jaula. En realidad lo escribió hace ya años, todos los poemas son de 2006, pero lo acaba de publicar. Rotunda, habla de las condenadas al olvido, al silencio, al terror y se incluye entre ellas con una valentía que no deja dudas sobre su intención: En él (el libro) hallarás la llave escondida entre sus páginas, la llave de la cerradura. De la jaula, la salida.

Ouka Leele ha dicho lo obvio justo ahora, cuando parece que la verdad es una emigrante más que se ha ido de este país. Ha dicho todo lo que se había quedado enterrado entre tanta palabra vacía, tantas cifras engañosas, tanto discurso repetido …al ser mujer he descubierto, asombrada/un extraño derecho a ser/violada/ultrajada/humillada/golpeada/silenciada/sin derecho a decir nada.

Uno a uno, desfilan entre sus versos todos los horrores, los propios y los ajenos. Lo vivido, lo oído y lo sufrido. Su voz es rotunda, con capacidad de recordar y ponerse en el lugar de otras:

Mamá me duele la garganta/y ¡zas! Me quedé sin amígdalas/Más muda si cabe/¡Mamá!, tengo cistitis!/¡Mamá!, me pica ahí/será frío, mi niña/una bolsita de agua caliente y ya…/ Pero hoy mamá, te grito:/¡Mamá! Me están violando/¡Mamá! Tengo miedo/Te lo intento decir pero no sé ni lo que es eso. 

Hannah Arendt, una filósofa

Hoy re comendamos una película interesante para una tarde de invierno o verano y una buena discusión con amigas sobre los temas que nos plantea la película Hannah Arendt

Hannah Arendt, filósofa, pensadora y periodista judía y exiliada en los Estados unidos, es enviada a Jerusalén por The New Yorker a cubrir el juicio del criminal de guerra nazi Adolf Eichmann, juzgado y condenado a muerte.

300 Aniversario de la RAE

Tomamos de Canal Solidario esta noticia en torno al aniversario de la RAE. El Instituto de la Mujer, tras conocer la campaña publicitaria puesta en marcha por la Academia de la Publicidad para conmemorar el 3º centenario de la RAE, felicita a ésta por la iniciativa y se une al reconocimiento a la importante función que realiza la prestigiosa Academia de la Lengua.

Sin embargo, ha valorado que la creatividad elegida, a pesar de su contexto humorístico y de referencia a los anuncios de productos de limpieza del hogar, incurre en un tratamiento estereotipado, ridiculizando la figura del ama de casa y fomentando la separación de roles sociales entre mujeres y hombres. En este sentido, lamenta que un objetivo tan loable como el pretendido se convierta en una campaña que favorezca las actitudes sexistas y contribuya a reforzar las desigualdades entre mujeres y hombres.

Por esta razón, se ha dirigido al presidente de la Academia de Publicidad trasladándole esta preocupación, advirtiéndole que la campaña puede resultar ofensiva para muchas mujeres y muchas amas de casa, que no se sienten dignamente representadas con este tratamiento, y le recuerda la legislación vigente en materia de publicidad ilícita, instándole a adoptar las decisiones necesarias para evitar que esta campaña, que tiene una especial significación social, perjudique el trabajo que desde las instituciones públicas y las organizaciones civiles realizan, cada día, para avanzar hacia la igualdad real entre mujeres y hombres y lograr el mismo respeto y reconocimiento público que los varones por las tareas y trabajos que realizan en los diversos ámbitos.

Rompiendo barreras en Etiopía

Mujer, viuda y cabeza de familia, Halima reunía en una sola persona todos los requisitos para formar parte de las negras estadísticas del hambre y la pobreza, en un país que, a pesar de haber experimentado un más que notable crecimiento económico en los últimos años, se mantiene todavía entre las naciones a la cola del desarrollo.

Pero Halima no quiso conformarse con esa suerte. Hace tiempo que los hijos mayores abandonaron el hogar familiar para buscar el sustento en otros lugares, a su cargo quedan solo la menor, de doce años, y un hijo. Por ellos no dudó en hacer frente a las críticas y la incomprensión de sus vecinos y por ellos, saca fuerzas cada día para sobrevivir.

La historia de Halima es la de una mujer valiente que en una sociedad dominada por los varones, ha roto una tradición ancestral que impide arar a las mujeres sus propias tierras.

Si quieres conocer más sobre esta historia pincha aquí 

Ansoain pueblo que camina

“Ansoain pueblo que camina” recibe el primer premio estatal del concurso Ciudades que caminan.

Calmado de tráfico, accesibilidad, itinerarios peatonales y perspectiva de género son distintas actuaciones de esta iniciativa municipal premiada.

El Ayuntamiento de Ansoain ha obtenido el Premio Ciudad que Camina 2013 en la categoría de municipios menores de 20.000 habitantes. Este galardón, convocado por la Red de Ciudades que Caminan, reconoce la labor de los municipios que hayan fomentado la cultura peatonal.

«El jurado ha valorado aquellas candidaturas que presentaban programas integrales y transversales dirigidos al fomento de los desplazamientos a pie a través de la puesta en marcha de medidas tales como el calmado del tráfico, la planificación de redes de itinerarios peatonales, la ejecución de peatonalizaciones, el desarrollo de planes estratégicos de accesibilidad universal, la puesta en marcha de campañas de concienciación sobre movilidad sostenible y seguridad vial, etcétera», informa la Red de Ciudades que Caminan.

Hay que tener en cuenta que el Ayuntamiento de Ansoáin ha ido introduciendo la perspectiva de género en su compromiso con la sostenibilidad, con el fin de colocar a las personas y a su entorno en el centro de sus políticas públicas municipales. En definitiva, este proyecto de movilidad sostenible busca recuperar el espacio urbano público para uso y disfrute de la ciudadanía en igualdad y atendiendo a su diversidad.

Por ello, a través de su Agenda Local 21 y de su Servicio de Igualdad trabaja para asegurar un acceso equitativo a los servicios y espacios así como promover la igualdad entre mujeres y hombres, mejorando la seguridad ciudadana y asegurando condiciones de vida integradas.

El proyecto ha ido incorporado un informe de impacto de género para conocer y visibilizar las consecuencias diferentes en mujeres y hombres de sus actuaciones, y así lograr identificar y reducir los desequilibrios existentes todavía entre ambos sexos.

Mujeres con discapacidad ¿Asexuadas?

En octubre se celebró la novena edición del Foro Mujer y Discapacidad que con el título “¿Asexuadas?. Derechos sexuales y reproductivos de las mujeres con discapacidad”, pretende aportar una mirada transparente y sin prejuicios sobre una realidad que a menudo se trata de eludir u ocultar, y que convierte a estas mujeres en personas asexuadas, sin derecho a vivir y experimentar una sexualidad libre y plena. Mujeres víctimas de los tabúes que todavía persisten en el imaginario social que incluso cuestiona su capacidad para tener pareja o ser madres.

Con el objetivo de “deconstruir” los prejuicios y los mitos que existen en torno a la sexualidad de las mujeres con discapacidad profesionales de la psicología y la sexología junto a representantes del movimiento asociativo de la discapacidad, reivindican su identidad sexual y su derecho inalienable a decidir sobre su maternidad en plena libertad y sin sentirse coaccionadas desde ningún ámbito.

La sociedad todavía no contempla con normalidad que una mujer discapacitada esté embarazada y se haga cargo de su descendencia, y de hecho las considera “asexuadas y no aptas ni para vivir en pareja, ni para ser madres”.

En muchas ocasiones, el entorno familiar, el médico-sanitario y el institucional “eluden la evidencia de que son personas sexualmente activas”, e incluso se han dado casos en los que se les ha obligado a interrumpir su embarazo o se les han quitado a sus criaturaso para tutelarlos tras dar a luz.

Según FEKOOR, existen grandes “carencias” en la prestación de los servicios médicos básicos como la atención ginecológica, y afirman que la mayoría de estas mujeres no han acudido a una consulta de estos especialistas, salvo casos graves, ni se han hecho una mamografía.

Para más información….

Reducidas a la servidumbre

“En los lugares donde se toman las decisiones importantes es necesario el genio femenino. Afrontamos hoy este desafío: reflexionar sobre el puesto específico de la mujer, incluso allí donde se ejercita la autoridad en los varios ámbitos de la Iglesia”. Así se manifestó el papa Francisco durante una entrevista que concedió a la revista jesuita Civiltà Cattolica, y que recoge Clarín.

Una primera especulación que se hace sobre la posible intervención de Francisco en el asunto, es que la mujer podría ocupar muchos más cargos y más relevantes en el Vaticano de los que ocupa hasta ahora. Pero hay otra especulación más osada que empieza a hacerse, y es que el Papa podría nombrar como cardenal a mujeres. Los cardenales son los principales consejeros del pontífice y tienen la función de elegir Papa.

Pero el tema no es tan sencillo. El Código de Derecho Canónico establece que para ser cardenal hay que ser varón y al menos sacerdote, en cuyo caso, si es elegido, debe ser consagrado obispo. Sin embargo, como el cardenalato no es, en sí mismo, uno de los siete sacramentos de la Iglesia (junto con el bautismo, la comunión, etc.) como lo es el diaconado, el presbiterado y el episcopado, que componen el llamado sacramento del orden. Si un Papa suprimiera los requisitos de ser varón y sacerdote u obispo para ser cardenal se despejaría el camino.

Por otro lado, el Papa Francisco aseguró que “sufre” cuando ve a las mujeres “reducidas a la servidumbre” en la Iglesia, al tiempo que defendió su vocación recordando que “Dios confía de modo especial el ser humano a la mujer”. 

En su discurso, Francisco se refirió a la vocación y a la misión de la mujer de nuestro tiempo. “¿Qué significa esta custodia especial del ser humano a la mujer? Me parece claro que mi predecesor se refiere a la maternidad. Muchas cosas pueden cambiar y han cambiado en la evolución cultural y social, pero el hecho es que es la mujer concibe”, señaló.

El Papa ha reiterado que no se trata solo de “un simple hecho biológico”, sino que comporta una gran cantidad de implicaciones tanto para la propia mujer como en su relación respecto a la vida humana y la vida en general. Sin embargo, Francisco ha alertado de “dos grandes peligros que mortifican” a la mujer en su vocación. “El primero es la reducción de la maternidad a una función social, una tarea que es noble pero que en realidad aparta a la mujer con todo su potencial, no la valora plenamente en la construcción de la comunidad, ya sea en ámbito civil como eclesial”, ha señalado.

Por otro lado, entiende como “reacción opuesta” a este hecho la promoción de un tipo de liberación que, “para ocupar el espacio sustraído al varón, abandona lo femenino, que tiene valiosas características

Las niñas-esposas

Anna Lucas, coordinadora de la iniciativa de salud materno-infantil del Instituto de Salud Global de Barcelona, nos presenta una realidad en la que viven millones de niñas en el Mundo:

Las regiones en desarrollo sufre la desigualdad de género, la pobreza y la falta de derechos propia de las niñas y niños. Y a las que hemos abandonado a su suerte. El exponente más evidente de ello es el matrimonio infantil (contraído antes de cumplir los 18 años y mayoritariamente forzado), una práctica que determina fatalmente la trayectoria vital de millones de niñas. Supone una violación de sus derechos humanos, las aparta de la educación y pone en grave riesgo su salud. Propicia que sean víctimas de la violencia sexual y psicológica en el hogar, porque no tienen información ni capacidad para negociar prácticas sexuales seguras. Las expone a embarazos de riesgo, no deseados, a infecciones de transmisión sexual y a enfermedades mentales, con mucha más frecuencia que las que permanecen solteras.

¿Qué nos dicen los datos disponibles? Las niñas-esposas se concentran sobre todo en el Sur de Asia, donde casi la mitad de las jóvenes están casadas antes de alcanzar su décimo octavo cumpleaños, y en África subsahariana, donde son más de un tercio de las jóvenes. 70 millones de niñas. Un 12% del total antes de los 15 años. Y, una vez más, la inequidad como explicación de los matrimonios precoces: la situación económica (hasta el 54% en las más pobres), la falta de educación (63% de las niñas sin educación primaria frente al 20% de las que han completado la  secundaria) y vivir en el medio rural (44%).

No es casualidad que los mismos países que ocupan los primeros puestos en el penoso ranking de matrimonios infantiles tengan también las tasas de mortalidad materna más altas (Níger, ¡con un 75% de matrimonios!,  tiene la tasa más alta, y le siguen países como Chad, Malawi, Mozambique o Bangladesh). Las complicaciones del embarazo y el parto son las principales causas de muerte de las niñas entre las edades de 15 y 19 en estos países. En África, donde se concentran gran parte de las mortalidad materna global, la cuarta parte de los fallecimientos se produce entre adolescentes.

Ni siquiera en este momento de perenne valoración y evaluación de los Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) se resalta suficientemente el estrecho vínculo entre la situación de las niñas y el no cumplimiento del ODM5 (mejora de la salud materna), y de otros como el ODM4 (reducción de la mortalidad infantil): los hijos e hijas de las niñas-madres tienen hasta un 60% más probabilidades de morir durante el primer año de vida. O los ODM2 (educación primaria universal) y ODM3 (igualdad y empoderamiento).

¿Cómo avanzar? Hay nuevos actores e iniciativas globales en marcha como Girls, Not Brides. El grupo de alto nivel de Naciones Unidas designado por Ban Ki-moon para asesorar en el marco post-2015 ha pedido que el matrimonio infantil sea uno de los cuatro indicadores clave para medir el progreso hacia el empoderamiento de niñas y mujeres. Pero los cambios sociales deben producirse desde abajo. La mayoría de países han modificado sus legislaciones elevando la edad legal para contraer matrimonio pero apenas se ha avanzado durante la última década. Hay que involucrar a líderes comunitarios y religiosos locales, padres y docentes para cambiar percepciones y conductas, como los sesgos contra la educación de las niñas que se dan ya a edades muy tempranas. Y ofrecer opciones que disminuyan la probabilidad de que la necesidad económica les empuje a casar a las niñas.

A falta de voluntad política de los países, los recursos deberían canalizarse hacia los que conocen mejor que nadie las barreras existentes para defender los derechos de niñas, como las ONG locales que trabajan en el terreno combatiendo estas prácticas. Por el momento, su poca reconocida labor parece la única opción para acelerar la erradicación de esta costumbre terrible que es causa y consecuencia de subdesarrollo.

Un vídeo elaborado por jóvenes de la India que nos refleja esta realidad