Allá por el centro de África y los días de las mujeres chadianas.

Allá, por el centro de África:
Hay sonrisas y miradas que son esencia de África. Hay días cargados de lucha y esfuerzo y tambíen son su esencia.

Mujer ChadHay por tanto mujeres sonrientes y luchadoras quienes son alma de un país como el Chad , y a la vez de un continente tan inmenso y diverso como es África.

África también se llama la hija de Idoia, nuestra compañera de ALBOAN que junto con María,  han estado por el Chad visitando y trabajando con organizaciones locales.

Con su crónica de esos días y dado que se celebra el Día de África el próximo 25 de mayo, queremos acercarnos hoy  a la cotidianidad de las mujeres y niñas chadianas :
Durante estos días en los que hemos viajado al Chad hemos aprendido muchas cosas, pero la más impactante ha sido el ver de primera mano la situación de la mujer en este país. Estamos hablando de un país donde el matrimonio concertado está aun muy arraigado, donde las niñas dejan la escuela muy temprano para poder ayudar en sus casas en las tareas domésticas (incluyendo ir a por agua y recoger madera para cocinar) o para casarse, y donde los ritos de iniciación de los adolescentes incluyen las marcas en las caras de los niños y la mutilación genital en las niñas.

Un estudio realizado por una de nuestras aliadas en Chad, muestra que la mujer Chadiana de la zona rural de Gueledeng tiene una jornada laboral que comienza a las 2 de la mañana y que acaba a las 23, en la que se incluye desde la recogida de agua y de madera para cocinar, la preparación del mijo, el cuidado de las/os niñas/os de la casa, y, por supuesto, el cuidado del marido. Os podéis imaginar por lo tanto el cambio que supone en las vidas de estas mujeres el trabajo de nuestras contrapartes en Chad, que consiguen que el pozo que está a 8 kilóMujer pozo Chadmetros de distancia esté a 500 metros, o lo que supone para ellas que puedan participar en una actividad productiva que le de unos beneficios para poder pagar muchas de sus necesidades básicas, entre ellas, las tasas de escolaridad de sus hija/os (sí, en el Chad la educación aun no es gratuita en todas las zonas y el pago del  profesorado corre a cargo de los padres y madres del alumnado).

Fé y Alegría lleva trabajando en este contexto desde el 2008. Y, aunque su trabajo se centra en la mejora de la calidad de la educación en el Chad, su intención a medio plazo es que la escuela se convierta en el motor de desarrollo de la comunidad.

Y para eso, Fé y Alegría hace una apuesta concreta por las mujeres, apoyando a la formación de AMES (Asociación de Madres de la Escuela), sensibilizándolas sobre la importancia de que los niños y en especial las niñas vayan al colegio, y capacitándolas para que puedan recibir una pequeña cantidad de dinero que les permita realizar esa actividad generadora de ingresos que les de ingresos extras para apoyar a la escuela.

Formando estas AMEs, las mujeres se empoderan y van luchando conjuntamente para conseguir cambios en su vida y las de sus familias. La lucha colectiva para conseguir un objetivo común: que los niños sean funcionarios (lo que significa un salario mensual y un status en la comunidad), y que las niñas no abandonen la escuela antes de tiempo y que también logren serlo.
Ojalá se consiga… “

Anuncios

Publicado el mayo 22, 2015 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: