Ni aquí, ni allá. Día Internacional de la eliminación de la Violencia hacia las Mujeres. 25 Noviembre

25 nov 2014Internacional, sí, es un día internacional, ojalá no lo fuese. Ni tampoco si quiera una conmemoración local para recordarnos que esta pandemia sigue existiendo.

La violencia en cualquiera de sus formas mina demasiadas cosas: la fuerza, las ganas,.. y desquebraja el reflejo de tantas víctimas cuando se miran al espejo. En definitiva va marcando de heridas profundas a una sociedad y alimentando la estructuración de la desigualdad.

Realidades cotidianas, muchas de ellas forzadas a ser escondidas, vergonzantes e invisibilizadas. Pero detrás de muchas de estas historias, debe haber un grito social desesperado, urgente y necesario para proclamarse contra las violencias y por una igualdad que va más allá de una dimensión de justicia, que camina hacia el respeto y el crecimiento colectivo.

Son realidades que están aquí y que están allá. Estar en conexión con otras organizaciones a nivel internacional nos permite dimensionar esta pandemia. Una Europa en la que 1 de cada 3 mujeres sufrimos algún tipo de violencia machista. A nivel estatal ya se cuentan al menos 45 mujeres asesinadas en este año 2014 y en Euskadi la media asciende a 11 denuncias diarias  por violencia sexista.
Mientras también nos consterna el reciente asesinato de Miss Honduras, el cual se suma ya a las otras 320 mujeres asesinadas en ese país en el presente año.
Otra de las dimensiones más complejas de la violencia contra las mujeres es la violencia sexual como arma de guerra. Este mes tuvimos la oportunidad de hablar con la directora de la organización Synergie des Femmes pour les Victimes des Violences Sexuelles (SFVS) con la que trabajamos en el este de la República Democrática del Congo. En este país desde el 98 se estiman al menos que 200.000 mujeres han sido violadas.
Esta plataforma de organizaciones acompaña a víctimas de violencia sexual, pero promoviendo a su vez su protagonismo para incidir y promover cambios en su sociedad. Y así nos contaba Justine:

¿Quién es Justine Masika? ¿De dónde viene?
Justine Masika es una activista de los derechos de las mujeres del este de República del Congo. justine
El trabajo que nosotras hacemos contra las violencias que sufren las mujeres de mi país es dar una respuesta al problema de violencia sexual , al cual buscamos dar un apoyo integral. Esto es, la asistencia médica, el acompañamiento psicosocial, la reinserción socio económica. Este problema ocurre en el seno de las propias comunidades, por lo que es muy importante también el trabajo en ese entorno: Hace falta sensibilizar las comunidades para prevenir las violencias sexuales pero también pero también proteger a las víctimas de violencia sexual.
Si queremos atender con calidad este problema no podemos decir que solo atendemos a las mujeres desde la asistencia sanitaria y el acompañamiento psicosocial, ya que esto no sería una respuesta integral ni completa para eliminar la violencia sexual.
Si bien atender las consecuencias que genera la violencia sexual es necesario, no hay que olvidar que al mismo tiempo hay que trabajar en las causas que la provocan.
Actualmente hay muchas violaciones a mujeres, en zonas conflictivas por el acceso a los recursos naturales, por ejemplo la que se dan en zonas de explotación ilegal de minerales por parte de grupos armados , y además por otra parte las mujeres trabajadoras en minas o en servicios relacionados con las minas, son explotadas laboralmente (muchas veces no son pagadas )y /o sexualmente.

¿Qué ha mejorado en la situación de mujeres últimamente?
Hay mejoras pequeñas en estos dos años. No sé puede decir que es la misma situación que sufren las mujeres en 2002 que en 2014. Hay leyes nuevas que se han promulgado y de estrategias nacionales e incluso las mujeres se van atreviendo a denunciar.

A nivel internacional ¿qué opinión te merecen las Cumbres internacionales como la celebrada este año en Londres Global Summit to End Sexual Violence in Conflict?
Fue una buena ocasión para hablar de este tema, para visibilizarlo a nivel internacional dado que es un fenómeno que suele estar como olvidado. Con ocasión de esta conferencia se ha puesto el tema en los medios de la violencia sexual sufrida por mujeres y hay más gente que ha podido conocer y comprender un poco más lo que está sucediendo en zonas como el este del Congo.
Sin embargo tengo una inquietud respecto al Manual que surgió de esta cumbre, ni siquiera está traducido al francés, e implica tener pruebas para acceder al sistema de justicia. Después de que dejamos Londres, es cierto que algunos donantes mostraron su compromiso y decidieron apoyar financieramente a la causa, pero lo más decepcionante para mí fue que no hubo ni hay un compromiso palpable y real de gobiernos como el de mi país, RD Congo, presentándose mas como víctima, que proponiendo acciones concretas y decisivas para contribuir a cambiar la situación.

 

 

 

Anuncios

Publicado el noviembre 25, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: