La sucesión en Burundi: la mujer no tiene derecho a heredar la tierra

Claudine Niyonzima : « Las niñas no son propietarias mientras que todos los hombres nacen libres e iguales » © Iwacu

 Desde 2004, un proyecto de ley sobre sucesiones y regímenes matrimoniales espera ser estudiado por la Asamblea Nacional. La mayoría de las mujeres no disfrutan siquiera de su derecho a la «Igiseke », lo que en francés se llama usufructo. El portavoz del Ministerio de Justicia indica que en ausencia de una ley sobre sucesiones, los jueces se basan en la costumbre. Las asociaciones de mujeres exigen una ley igualitaria sobre las sucesiones.


« Las mujeres deberían tener al menos derecho a la « Igiseke »: una porción del patrimonio territorial familiar que las mujeres casadas o viudas reciben en la apertura de la sucesión o de sus progenitores en vida, cuando éstos reparten la tierra entre su descendencia. Las mujeres divorciadas y las que no han encontrado marido tienen también derecho a la Igiseke para satisfacer sus necesidades alimentarias. Según la costumbre, la mujer que recibe la Igiseke la disfruta en usufructo y nunca como propietaria. Es decir, ella tiene el derecho de disfrutar de la tierra durante toda su vida, pero no tiene derecho a venderla.  Y a su muerte, la porción de Igiseke vuelve al patrimonio familiar. Pero esta tradición no es respetada », explica con indignación Claudine Niyonzima de la colina Musave.

Esta madre de cuatro hijos cuenta haber nacido en una familia de siete hijos, cinco chicas y dos chicos. Sin precisar la superficie, Claudine Niyonzima afirma que su padre tiene una gran propiedad territorial en la colina Gahwazi en la comuna Mpanda. Desgraciadamente, se queja Claudine Niyonzima, ella no tiene derecho al patrimonio de sus padres. Precisa que su hermano mayor ha rehusado compartirlo con sus hermanas.  Llevando un niño en sus brazos, Claudine Niyonzima se declara sorprendida: « Mi padre ha tratado de explicar a mi hermano mayor que las chicas tienen derecho a una porción de tierra, pero él nos lo  ha negado.» Ella se pregunta sobre su suerte y la de sus hermanas tras la muerte de sus padres: « Ya que nuestros hermanos han rechazado totalmente la propuesta de nuestro padre, ¿qué sucederá cuándo  él ya no esté? »

Cada vez que reclamamos ser propietarias de una parcela o de explotarla en usufructo, explica, su hermano mayor da la misma respuesta: « ¡Gestionad las tierras de vuestros maridos! ». Ante esta respuesta, Claudine Niyonzima no sabe ya a qué santo confiarse: « Mi hermano me indica que busque una parcela de mi marido mientras que este me amenaza con echarme de casa para que vaya a reclamarla a mis padres. » Claudine Niyonzima afirma haberlo soportado todo hasta ahora sin quejarse, pero estima que la paciencia tiene un límite. Esta madre de cuatro niños pide a las asociaciones que defienden los derechos de la mujer que les ayuden para que puedan heredar la tierra como sus hermanos.  

« La mujer está excluida de su casa »

 

 Bajo una lluvia fina este lunes, Espérance Bivugire se ocupa de las tareas campestres en Musenyi en la provincia de Bubanza. Casada en el pueblo de Mushasha en la comuna de Mpanda, esta mujer en la cuarentena estima que debería disfrutar legalmente una tierra de sus padres sin ser obligatoriamente  propietaria. « De todos modos, el aumento demográfico hace que la tierra sea cada vez más escasa  », explica, y las mujeres lo sufren en mayor medida. Esta nativa de la comuna de Muramvya afirma que ella no se ha beneficiado nunca de la Igiseke: « Incluso mis hermanas mayores no han recibido nada. » Espérance Bivugire considera que las chicas están casi excluidas de la familia cuando se trata de disfrutar del patrimonio familiar o de los legados de  los padres: « Somos cinco chicas en una familia de diez hijos, ninguna ha recibido nunca una porción de tierra. »


Nadine Nduwimana, de la colina de Musave en Kayanza, cuenta que su marido la ha expulsado mientras estaban casados legalmente. Ella no puede contener las lágrimas: « Mis hermanos han rehusado darme una pequeña parcela para instalarme en ella. » Decepcionada por la acogida dispensada por sus hermanos, Nadine Nduwimana se ha visto obligada a vagar por las carreteras con sus dos hijos. « Un buen samaritano me ha ofrecido  una pequeña habitación en la colina de  Munyinya en la comuna de Butaganzwa », indica. Ella estima tener el derecho a heredar como sus hermanos ya que ha tenido la dote antes de casarse. Así, ella indica que va a denunciar a sus hermanos y pide a las asociaciones femeninas que luchen por su causa.  

 

 

Basándonos en la Constitución de Burundi en su artículo 13, la abogada Suavis Citegetse afirma que la ley señala la igualdad para todas las personas. Ella se pregunta por qué las  mujeres no son propietarias como los hombres: « El artículo 36 de esta Constitución precisa que todo individuo tiene derecho a una propiedad. No se nos debería eliminar, porque Burundi ha ratificado todos los acuerdos relativos a los Derechos Humanos. »

Suavis Citegetse propone votar la ley sobre las sucesiones, las liberalidades y los regímenes matrimoniales: « Esta debe referirse a la constitución de Burundi que consagra la igualdad de todas las personas en mérito y en dignidad. » Esta jurista de formación desea igualmente la aplicación de la Convención Internacional sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación hacia las Mujeres. Sin embargo, denuncia una falta de voluntad política.  

Déo Ruberintwari, portavoz del Ministerio de Justicia, afirma que no hay ley para tratar los problemas de sucesión: « Los jueces hacen referencia  a la costumbre que estipula que la mujer no hereda de sus padres. Pero esta costumbre va evolucionando hacia la igualdad y la equidad. » En este caso, hay que señalar, las jurisdicciones se refieren a la jurisprudencia y a la equidad: « Nosotros analizamos las denuncias caso por caso. » Si la necesidad es manifiesta, indica el portavoz del Ministerio de Justicia, se comparte la parcela.

 

Anuncios

Publicado el octubre 20, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: