Complementariedad y familia

«Desarrollar la familia, es la complementariedad de los cónyuges y no es asunto de una sola persona».

Estas palabras son un extracto proveniente de la entrevista realizada a Alphonsine NYIRABAGABE , de 38 años, quien gestiona una granja familiar en la célula cooperativa en el distrito de Bugesera en Ruanda.

Nacida en una familia ruandesa refugiada en Burundi, Alphonsine es la 4ª de 6 hermanas y hermanos, tras el genocidio de los tutsi de 1994 en Ruanda, ha puesto los pies por primera vez en su país de origen. En 2000, se ha casado y tiene 4 criaturas. Es en ese momento que ha comenzado una nueva vida y ha reflexionado sobre su propio desarrollo. «La vida de un refugiado no propicia las inversiones, ni en desarrollo humano, ni en acciones de desarrollo, ya que se está en un territorio extranjero», ha afirmado.

Cuando Alphonsine se ha casado, el marido ya había podido comprar 4 parcelas agrícolas aisladas unas de otras. Son parcelas cultivables y una de ellas se encuentra, a 70 km de la capital KIGALI, cerca de un pequeño centro de negocios. Es allí donde la familia ha decidido vivir y explotar las otras tres parcelas de manera intensiva. Al hacer esta elección, ella aceptaba producir abono y transportarlo a los campos alejados. En Ruanda, el barbecho no es posible. Hay que abonar los campos para producir ya que las tierras están agotadas por eso hay que reflexionar mucho antes de actuar, hay que aceptar igualmente responsabilidades y comprometerse. Es lo que Alphonsine ha hecho de común acuerdo con su pareja.

Se han adherido a una cooperativa que cultiva el arroz. Los ingresos obtenidos del cultivo han contribuido a la financiación de otras acciones. Las reuniones de los miembros de las cooperativa organizadas tras los trabajos campestres han sido para ella un espacio de motivación para implicarse más en las actividades de producción agrícola. Con motivo de una de las visitas de INADES Formation Rwanda al terreno, se ha procedido a la elección de personas conocidas que fueran ejemplares en la zona. La familia de Alphonsine, ha sido clasificada entre las primeras.

Actualmente, los gastos de la familia son cada vez más difíciles de soportar para muchos. Hay gastos escolares, de seguro médico, la ropa y las demás necesidades primarias.

Según Alphonsine, antes, una mujer debía esperar todo de su marido para encargarse de estos gastos. “El desarrollo de una familia, es la complementariedad de los cónyuges y no un asunto solo de una persona. Es así que yo contribuyo financieramente a todos los gastos en complementariedad con el salario de mi marido. Para esto, hemos desarrollado otras actividades de agricultura y ganadería con fondos propios.”

Por otro lado, hasta no hace mucho, una mujer no podía tener una cuenta bancaria sin el aval de su marido. En su caso, tienen una sola cuenta que gestionan conjuntamente. Cuando se vende la producción, ella realiza los ingresos y el marido su salario. Este clima de confianza ha permitido desarrollar el nivel de vida de la familia.

Anuncios

Publicado el octubre 3, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: