Las mujeres de la plaza Tahrir

Una turba de hombres ataca a una mujer que participa en una protesta, la rodean, la acosan, tiran de su ropa, tocan su pecho, tratan de quitarle los pantalones, la acosan sexualmente, intentan abusar de ella.

La agredida  no se ha ocultado, se llama Yasmine Al- Barmawi. Poco después de su agresión, sucedida a finales del pasado año, denunció lo ocurrido ante los tribunales.

El caso de Yasmine no es aislado. En los tres últimos días se han registrado 86 agresiones sexuales a mujeres manifestantes que participaban en las protestas contra el presidente Mohamed Morsi. Son datos recogidos por la  Operación Anti Agresión Sexual que ha surgido para combatir estos ataques y en la que sus integrantes, mujeres y hombres, actúan de forma coordinada en las manifestaciones.

Organizaciones no gubernamentales como Amnistía Internacional han denunciado en repetidas ocasiones la impunidad existente ante el acoso sexual y la violencia de género contra las mujeres en Egipto. Desde dentro y fuera del país se repiten las demandas al gobierno para que investigue, juzgue y condene públicamente todas las agresiones sexuales. Pero el gobierno no solo no ha reaccionado ante este tipo de agresiones, sino que ha llegado a atribuir responsabilidad a las víctimas por participar en las protestas.

El general Adel Afifi, uno de los integrantes del Comité, llegó a decir que “las chicas que participan en las protestas lo hacen sabiendo que están entre matones y gente de la calle. Ellas deben protegerse a sí mismas antes que pedir protección al Ministerio del Interior. A veces una chica es completamente responsable de su violación porque se sitúa en un contexto determinado”. Todo ello hace que se limite a las mujeres a participar plenamente en la vida pública del país y que raramente denuncian agresiones policiales, porque no tienen ninguna razón para creer que habrá una investigación seria.

Diversas organizaciones egipcias que luchan contra la violencia sexual apuntan al machismo y la represión como causas del problema, junto con la falta de voluntad para reconocerlo, combatirlo y denunciarlo por parte de las autoridades.

Para leer más….

Anuncios

Publicado el julio 20, 2013 en Uncategorized y etiquetado en , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: